Inauguración: sábado 4 de Mayo de 2019 – 4pm
Entrada Libre

Horarios de visita: martes a viernes de 11am a 5pm
Clausura: 
viernes 26 de Julio de 2019

Consultar catálogo virtual

Elisabetta Balasso, quien ha tenido una activa presencia en redes sociales con sus propuestas de acciones colectivas a través del avatar “La Novia Manca”, ofrece al público una selección comprensiva de su trabajo realizado durante los últimos seis años: un conjunto de objetos y registros de acciones que se entretejen con un texto de ficción basado en el tiempo presente como clave para definir un futuro mejor.

Entre los objetos expuestos se cuentan vestidos intervenidos, 96 dibujos en formato baraja, una alfombra que representa un calendario, juegos de tablero y máscaras. Balasso piensa en sus objetos como piezas de un museo etnográfico, es decir, como artefactos culturales.

En cuanto al texto que sirve de telón de fondo y da título a la muestra, consiste en los primeros diez capítulos de una novela de ciencia ficción situada en un presente postapocalíptico, dentro del cual aparecen los objetos exhibidos.

“La Novia Manca” ha venido organizando, desde el año 2012, acciones colectivas que invitan a poner atención a temas como la memoria, la intimidad y la devoción (se recordará el tapiz colectivo Rubedo, mostrado recientemente en ocasión del Día Mundial de la Poesía). Con ello ha ido construyendo comunidad tanto en terreno venezolano como en el exterior.

Su trabajo ha sido expuesto en Barcelona y Miami, sin hacer mucho caso de fronteras entre arte y literatura. Entre el 2013 y el 2017, Balasso hizo equipo con la poeta Eleonora Requena en un proyecto de intervenciones urbanas anónimas por las calles de la ciudad de Caracas con nombres de árboles, donde dejaban, después de una investigación “situacionista”, poemas escritos a cuatro manos.

Balasso ha optado por ver el fin de mundo como metáfora de un presente susceptible de ser estudiado desde la perspectiva de la arqueología y la poesía. Su investigación a propósito del proceso transmutativo de lo femenino-como-concepto (esto es unisex, insiste) plantea actitudes de responsabilidad personal así como una vía alterna al camino heroico que nos ha tenido entrampados por los últimos 200 años locales y los últimos 2000 años universales.

En tiempos en que el naufragio es general, la muestra «El Naufragio de La Poderosa» es una puerta abierta a considerar el tiempo como un sujeto maleable.

La exposición permanecerá abierta hasta julio, con una programación de eventos de apoyo, y estará acompañada por un catálogo virtual, donde podrán consultarse las piezas exhibidas, así como varios contenidos adicionales que irán actualizándose con textos de otros creadores.