“La última selva” de Irana Douer y Power Paola / Mónica Echegarreta

Por: Mónica Echegarreta @un.escaparate

A pesar del clima nublado y lluvioso que envuelve a la capital colombiana, decidí caminar por largas calles y carreras hasta tropezar con aquella casa color azul claro. Entonces, arribé a la Galería Sextante – Taller Arte Dos Gráfico la cual, de forma sugestiva, lucía su característica fachada rodeada de plantas. Mi visita coincidió con las fechas destinadas para la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo) y, por ello, el espacio se encontraba agradablemente concurrido. En el pasillo de entrada, las paredes de la galería ostentaban pinturas, litografías y collages creados por artistas como León Ferrari, Beatriz González, Alberto Miani, entre otros. 

En la segunda sala del lugar, había dos invitaciones, dos miradas sobre cómo ingresar a “La última selva.” En el camino hacia la izquierda, se hallaban las piezas de Power Paola (Colombia-Ecuador) indicando que “Haremos el viaje / Caminaremos juntas atravesando la cordillera”. Y, hacia el otro lado, las ilustraciones de Irana Douer (Argentina) me susurraban al oído que “Recogeremos flores y haremos un ramo que dibujaremos en medio de una hoguera.” Así, las obras de cada artista que componían la muestra parecían incitarnos a percibir una misma selva desde dos diferentes y acuareladas circunstancias. De igual modo, ambos recorridos se diluían en un texto poético escrito por la primera:

Hermana

Haremos el viaje
Caminaremos juntas atravesando la cordillera,
el recorrido lo haremos sincronizadas
como si fuera una coreografía de dos bailarinas guerrilleras
en medio de las montañas.
Hablaremos con los ojos,
sabremos qué camino tomar en cada encrucijada.
No le tendremos miedo a los abismos,
hemos saltado un par y nadado en medio del río caudaloso
donde varias piedras se tropiezan unas con otras.
Ahí descansaremos,
miraremos como el río sigue su camino y fluye en el medio del cañón.
Beberemos su agua transparente,
nos reflejaremos en el río y lloraremos caudales de mares.
Haremos el camino real que va del cielo a la tierra
y nos inventaremos la cima,
Acumularemos cristales unos sobre otros,
le rezaremos a la madre de nuestras madres,
a la que se aisló por una justa causa,
si una causa es justa.
Respiraremos ese aire nítido que llena los pulmones
que viene desde las raíces de los árboles
para limpiar cada bronquio.
Recogeremos flores y haremos un ramo que dibujaremos en medio de una hoguera.
Dormiremos a la intemperie
en medio de la noche salvaje.
Hermana, ese camino lo debemos hacer pronto
antes de que no sea posible,
antes de que se convierta en otro país
y nosotras
en otras.

Power Paola

Figura 1

Atravesé la selva, en primer lugar, mediante la mirada de Irana Douer. En sus dibujos a lápiz sobre papel observé delgadas y firmes líneas que construían rostros, cuerpos primordialmente femeninos y atmósferas surreales cargadas de elementos naturales. La concepción de selva que surgía de sus ilustraciones me llevó a advertir una sensación de extrañamiento, a propósito de las inverosímiles y simbólicas situaciones que formaban tales universos, en las que los cuerpos se contraían, posaban, jugaban y, en ocasiones, transmutaban a figuras de animales e insectos con alas. Parecían ser autorretratos desnudos que estaban, en diferentes ocasiones, acompañados por otra versión de sí mismos. Los personajes, entonces, exploraban sus propias pieles con la lengua y las manos, pero también las del otro que se hallaba en el espacio ilustrado y formaba parte de sí. En ocasiones, este cuerpo era vulnerable y se protegía del insaciable vacío en el que se ubicaba, en posición fetal, en un abrazo consigo mismo; pero también se integraba con otros y, de sus genitales (a veces vulvas, otras, penes) nacían nuevos rostros que formaban parte del todo. De igual modo, las pinceladas en acuarela que acompañaban algunos dibujos se encargaban de acentuar, con sutiles y coloridos tonos, a humanos transmutados en aves, tigres, serpientes e insectos, mientras sus rostros existían en lápiz. Estos cuerpos, a veces solitarios, a veces acompañados por su reflejo, se encontraban en eterna autoexploración e incesante reconocimiento del lugar que les rodeaba; y parecía que se repetían al oído los versos de Girondo: “Se miran, se presienten, se desean, / se acarician, se besan, se desnudan, / se respiran, se acuestan, se olfatean, / se penetran, se chupan, se demudan […]”.  

Figura 2

Los dibujos y autorretratos de Douer me encauzaron a percibir el desvelar de una introspección del deseo, de la sexualidad, del cuerpo femenino como primer territorio. Aquí, en la metáfora de selva frondosa, enigmática, hostil y biodiversa se plasman encuentros y luchas, placer y dolor, memorias y resistencias. En ese sentido, los cuerpos femeninos de la artista argentina se adentran en la selva y se vuelven parte de ella; o quizá, en su autoexploración, retornan a lo que siempre fueron, a su verdad, a su voz. 

Figura 3
Figura 4

Al terminar mi primer recorrido, me topé con otros ojos, con una nueva perspectiva sobre la noción de selva. La obra de Power Paola, artista colombo-ecuatoriana, la conocí, quizá como muchos otros, por Virus Tropical (2011), novela gráfica de corte autobiográfico que también tuvo su adaptación animada en el cine. La construcción social de la mujer, el activismo político, las relaciones de poder, el feminismo, el desarraigo y los no lugares son algunos de los temas que se tocan mediante sus viñetas y, en general, en su obra. Los óleos, acuarelas y dibujos que componían “La última selva” parecían hilarse con esta misma hebra, aun otorgando una narrativa sobre la realidad de Colombia, desde la perenne belleza y violencia en la que se vive. 

Figura 5

La mayoría de los personajes femeninos que protagonizaban sus pinturas vestían indumentaria militar, incluso, tapando sus cabezas con balaclavas; no había rostros, huellas o identidades. Al contrario que su compañera de exhibición, la selva de Power Paola era tupida, húmeda y grandiosa; se formaba de gruesos trazos e infinitos tonos de verde, así como caudalosos ríos que adornaban los caminos semejantes a la Amazonía. Sin embargo, los cielos se encontraban manchados de color rojo y, en estos, frecuentaban buitres. En algunas circunstancias, las mujeres de sus ilustraciones se vinculaban con elementos naturales de su entorno: interactuaban amorosamente con los animales, abrazaban árboles, tocaban la tierra con las plantas de sus pies y nadaban entre las aguas selváticas. Pero también notorias lágrimas empapaban sus máscaras mientras dialogaban con las flores, menstruaban encima de su camuflaje y, como el arcano número 12, colgaban de los árboles con sus pies ahorcados. A veces, estaban solas en medio de la vastedad de la selva; en otras oportunidades, tenían una compañera. Sus ropas, si bien eran militares, se adornaban de tacones, uñas pintadas y cabellos trenzados que se asomaban debajo de los pasamontañas. Su única identidad eran sus ojos, enormes y ocasionalmente llorosos, que observaban al espectador de forma insistente.

Figura 6
Figura 7

Power Paola me guio por medio de una exuberante y atractiva selva colombiana que cuenta historias sobre el ultraje hacia la tierra, la raíz, la integridad de lo femenino y la dicotomía abundancia-violencia. Aquí, se denuncian situaciones que reflejan la realidad latinoamericana cargada de constantes crisis ambientales, políticas, sociales, entre muchas otras. Como indica Fernando Gómez Echeverri (2022): “Los dibujos y los cuadros de Power Paola resumen nuestra relación con nuestros parques naturales: son lugares lejanos y agrestes, preciosos y dignos de postales, pero llenos de peligro. No parecen lugares para disfrutar ni siquiera en carretera […]” (párr. 8).

Figura 8

Irana Douer y Power Paola me invitaron a caminar por ancestrales y sagrados territorios. En sus piezas, percibí la noción de selva desde dos perspectivas, aun, con una latente correspondencia desde lo simbólico, lo místico y lo contemplativo que, inevitablemente, nos hace reflexionar sobre la relación que tenemos con nuestro entorno, con nosotros mismos y con los otros. Mediante ilustraciones y voces poéticas, transité por paisajes naturales en diferentes espaciotemporales latinoamericanos que, en mi andar, forjaban una alegoría en torno al camino femenino cimentado de adversidad y dicha; de la resiliente historia de las mujeres en regímenes opresivos; de la sororidad como ejercicio de sanación. El intrínseco enlace mujer-naturaleza presente en leyendas, mitos fundacionales y cosmovisiones, se volvió protagonista de mi experiencia a través de los elementos que integraban cada pieza. La voz lírica y las ilustraciones expuestas me encaminaron a envolverme en la selva, y a dejarme llevar por la mano de esa “hermana” que se transformaba en mi espejo, en espejo de otras, en espejo de todas. Una poderosa insinuación para escuchar, confiar y seguir el camino infinito de la voz femenina, a propósito de la resistente alianza que esta implica. 

Instagram de las artistas:

Irana Douer: https://www.instagram.com/iranadouer.dibujos/

Power Paola: https://www.instagram.com/powerpaola/


Fuentes: 

Galería Sextante | Taller Arte Dos Gráfico (2022) “La última selva”. Recuperado de: https://artedos.com/galeria-sextante/exposicion/la-ultima-selva

Gómez Echeverri, F (2022) “Una exposición con mucho ‘Power´ en la Galería Sextante.” El Tiempo. Recuperado de: https://www.eltiempo.com/cultura/arte-y-teatro/power-paola-expone-su-obra-sobre-la-selva-en-la-galeria-sextante-de-bogota-656064

Marín, S. Dic. (2014) “Poema 12: Se Miran, se Presienten, se Desean de Oliverio”. Recuperado de:  Girondo. Poemario. Acceso en https://poemario.com/poema-12/

McCausland, E. (2018) “Feminismo y autogestión entrevista a Power Paola”. Tebeosfera (2016, ACYT) -3ª Época- 6, 14-V-2018. Recuperado de: https://www.tebeosfera.com/documentos/feminismo_y_autogestion_entrevista_a_powerpaola.html

Metalocus (2011) Irana Douer: joyas de otro mundo. Recuperado de:
https://www.metalocus.es/es/noticias/irana-douer-joyas-de-otro-mundo


Figuras: 

Figuras 1, 2, 3, 4, 5 y 8: registro con celular de @un.escaparate

Figura 6:

El Tiempo (2022). Recuperado de: https://www.eltiempo.com/cultura/arte-y-teatro/power-paola-expone-su-obra-sobre-la-selva-en-la-galeria-sextante-de-bogota-656064

Figura 7:

Power Paola Pinterest (2022). Recuperado de: https://co.pinterest.com/pin/powerpaola-on-twitter-in-2022--535013630777921499/

 2,951 total views,  69 views today