Las respuestas del arte. La fotografía como excusa / Johanna Pérez Daza

Off

“La misión de los artistas es recordar aquello que no recuerda nadie” Mircea Cărtărescu

En 1937 Picasso pinta su famoso Guernica en el cual muestra las consecuencias de un bombardeo ocurrido durante la guerra civil española. El ataque dejó más de cien fallecidos y se ha convertido en un símbolo de los horrores de la guerra para todo el mundo. Más allá de las diversas interpretaciones y reinterpretaciones, esta obra fue una oportuna y contundente respuesta a su momento histórico, haciendo universal un episodio aparentemente local, logrando llamar la atención, trascender fronteras y agitar conciencias.

Guernica / Pablo Picasso

Estas son algunas de las posibilidades del arte, encarar el poder mediante la confrontación de ideas, la problematización, la expresión libre y creativa, capaz de conmover, congregar y motivar. Son, precisamente, estos aspectos los que urgen resaltar desde propuestas artísticas y críticas –aunque parezca una redundancia- que se detengan no sólo en lo que está pasando, sino también en los “por qué” esto está ocurriendo.

“El arte sin contenido político, sin crítica social, es sólo decoración”, ha afirmado Alfredo Jaar. En sintonía Nelson Garrido subraya: El arte no está hecho para resolver los problemas ni para decorar las casas, sino para crear conflictos, generar ideas, porque son las ideas las que permanecen en el tiempo”.  Y es aquí, donde el arte puede construir puentes que ofrezcan la  posibilidad de detenerse, reflexionar… y continuar.

En el caso concreto de la fotografía, las respuestas se pasean por distintos campos que van desde el fotoperiodismo hasta propuestas que combinan fotografía autoral, fotoperformance, fotoinstalación, collages, grabados, proyecciones, diseño gráfico y videoart, reunidos en trabajos que atienden distintas realidades y contextos desde sus dimensiones políticas, económicas y sociales.

Esta ruta nos lleva a fotoperiodistas como el español Gervasio Sánchez quien, entre otros trabajos, retrató las víctimas de las minas antipersonas en un minucioso trayecto que coloca rostros, nombres y testimonios a relatos conmovedores que evocan el instinto de supervivencia y lucha aun en medio de las peores tragedias. Sus fotografías se empeñan en mostrar la vida en escenarios de muerte, enfocando historias de esperanza, fortaleza y dignidad.

Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez

En este mismo orden ubicamos la obra de Jesús Abad Colorado -llamado “guardián de la memoria”, “fotógrafo andariego” y “testigo visual del conflicto colombiano”-, a quien más que el hecho le interesan sus víctimas y consecuencias: “Esas ondas expansivas que genera todo acto violento y que transforma -o destruye- vidas y sociedades”. Lleva más de 25 años recorriendo lugares recónditos con la intención de que sus imágenes provoquen reflexiones, pues asume la fotografía como un vehículo de la memoria. En este sentido, apuesta por recontextualizar la fotografía de prensa y releerla en museos, libros, conferencias y diversos espacios que propicien el encuentro y combatan el olvido.

Jesus Abad

Jesus Abad

Por su parte, propuestas de carácter artístico ofrecen otros enfoques de hechos conflictivos y violentos. Acá encontramos trabajos como los de Teresa Margolles de México, Alfredo Jaar de Chile y Óscar Muñoz de Colombia, por nombrar algunos en este sucinto recorrido que no es más que una selección de los múltiples trabajos que partiendo del hecho fotográfico miran de frente, sin esquivar ni voltear la mirada, enfocan y apuntan las grietas y secuelas dejadas por problemas como la guerra, el narcotráfico, la violencia y el conflicto. En ellos se mezclan las técnicas, formatos y soportes. La fotografía resulta una herramienta o excusa para alentar la discusión y la comprensión de nuestras circunstancias desde distintos ángulos que insisten en la potencialidad del arte para denunciar, estimular transformaciones desde las ideas y la acción, así como para tejer redes comunicantes y conectar sensibilidades.

Una mujer camina frente a la obra de Teresa Margolles instalada en la Feria Internacional de Arte Arco de Madrid. La intervención consiste en un “collage” de fotos con rostros de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez. Foto AP / Daniel Ochoa de Olza

Teresa Margolles Tarjetas para picar cocaína, 1999

Los ojos de Gutete Emérita (1996). Más de un millón de ruandeses, en su mayoría de la etnia tutsi, fueron sistemáticamente asesinados en 1994 por milicias de la etnia hutu. Gutete Emerita, de 30 años, es sobreviviente de esta masacre. Su esposo y dos de sus hijos fueron asesinados ante sus ojos. Ella logró escapar con su hija, Marie-Louise. Esta fotografía es parte del Proyecto Ruanda.

Cuando Alfredo Jaar llegó a Nueva York se sorprendió por la omnipresencia de la desigualdad racial en los Estados Unidos. Utilizando fotografías de periódicos ampliados presenta una visión frenética de la lucha en The Fire Next Time, un título cooptado de la novela homónima de James Baldwin de 1962. El caótico apilamiento de cajas de luz, cada una del tamaño de una persona o ataúd, refleja la turbulencia de los años sesenta. El equilibrio precario de las cajas también simboliza la continua inquietud de las relaciones raciales en la actualidad.

Óscar Muñoz. Aliento (1995). Es una serie de retratos impresos en foto-serigrafía con grasa sobre espejos metálicos, dispuestos a la altura del observador. Los espejos aparecen vacíos a primera vista; la impresión solo se revela cuando el espectador, después de haberse reconocido, respira sobre el espejo circular. En este efímero instante, la imagen reflejada es reemplazada por la imagen impresa (fotografías tomadas de los obituarios) de alguien ya desaparecido que retorna fugazmente gracias al soplo de vida del observador.


El uso del video le permite a Muñoz extender y repetir indefinidamente el proceso, con lo cual sitúa la imagen fotográfica en un soporte realmente inmaterial, compuesto de información traducida en haces de luz.

Sin grandes pretensiones y con mucha sensatez, me gusta pensarlos como nuestros propios “Guernica” del presente, multiplicados y resignificados que buscan fortalecer la memoria, mostrar las consecuencias, invitar a la reflexión… y ¿por qué no? también a la acción.

 


1.Ver: ¿Qué significan las figuras del cuadro Guernica, la obra maestra de Pablo Picasso? http://www.bbc.com/mundo/media-39706314 y

¿Qué significan las imágenes del Guernica?

https://www.semana.com/cultura/articulo/que-significan-las-imagenes-del-guernica/515063

2. Ver: ¿Es el ‘Guernica’ un retrato familiar de Picasso? https://elpais.com/cultura/2018/04/10/actualidad/1523368039_218547.html

3. Ver: Las conmovedoras imágenes de Jesús Abad Colorado, el fotógrafo que mejor ha retratado el dolor de la guerra en Colombia 

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37452970

4. Ver: Jesús Abad Colorado: “Hay que convertir la fotografía en un vehículo de la memoria” | El Espectador

https://www.youtube.com/watch?v=rkzzp0Vkp24

5. Ver: https://nuestrashijasderegresoacasa.blogspot.com/2017/02/obra-de-teresa-margolles-en-madrid.html

6. Ver: https://magis.iteso.mx/content/lo-que-no-se-ve-alfredo-jaar

7. Ver: https://high.org/exhibition/alfredo-jaar/

8. Ver: http://www.banrepcultural.org/oscar-munoz/aliento.html

9. Ver: http://www.banrepcultural.org/oscar-munoz/imagen-inestable.html

 

1,470 total views, 28 views today