Palimpsesto 1226-2012. Teresa Arana Migliassi / La Foto Vudú

Palimpsesto 1226-2012, Teresa Arana Migliassi.

por La Foto Vudú.

Bienvenidos a esta columna de La Foto Vudú.

Me presento, soy Carelyn Daniela Mejías y estaré exponiendo /comentando parte del trabajo realizado en este proyecto virtual, que pretende ser un gesto hacia la memoria familiar y las imágenes que surgen del espacio doméstico.  Por medio de la plataforma de Instagram (@lafotovudu) se encarga de difundir y compartir trabajo de fotógrafas y fotógrafos latinoamericanos que abordan el archivo familiar y las interrogantes que se generan de este, con la intención impulsar la comprensión de lo que es el trabajo con este tipo de archivo, su resignificación conceptual y su conexión con la memoria colectiva e individual.

” el instante que nunca puede repetirse, por eso las fotografías viejas son tan atractivas, nos permiten un asomo de vida enterrada. Un instante que no puede ser extraño pues, a partir de allí, también somos.” 

 Maria Teresa Boulton.

¿Cuánto puede develar realmente una fotografía familiar sobre lo que somos, sobre nuestra identidad, sobre nuestro origen? ¿Hasta qué punto la fotografía familiar es una representación fiel de lo que conocemos como familia? 

Palimpsesto 1226-2012 de Teresa Arana Migliassi es un conjunto de imágenes fotográficas, que nos permiten -entre muchas otras cosas- reflexionar entorno a la veracidad de la idea de familia que presenta el archivo familiar. Una narración que va contando con archivos y documentos, desde lo autobiográfico, lo sensible, la intuición, lo íntimo y lo personal la historia de su autora, su transitar por el encuentro y aproximación afectiva hacia su familia biológica.

La autora presenta una curaduría familiar, en la que toma: Los manuscritos de su padre adoptivo, que son el principal disparador o activador para comenzar la búsqueda de su origen, imágenes de archivo heredadas o realizadas por su familia adoptiva, en conjunto con fotografías elaboradas por ella -algunas realizadas unos años antes de decidir encarar este proyecto personal- así pues, refleja desde la imagen un constante dialogo entre su familia biológica y la familia adoptiva. El registro en blanco y negro, como poética de lo ignoto, en contra posición con las imágenes domésticas que reflejan lo que ella conocía como círculo familiar. Palimpsesto 1226-2012 nos adentra en una conversación constante que pretenden resolver, desde lo más íntimo, interrogantes sobre identidad, origen, memoria y olvido. 

Teresa Arana Migliassi construye, desde el archivo familiar como posibilidad discursiva, como elemento que nos conecta con nuestros orígenes, junto a documentos de El Servicio Nacional de Menores de Chile (sename) un relato visual, que nos acerca a una nueva representación familiar, nos ofrece una forma de mirar desde lo fragmentado, lo emotivo y lo quebrado, una nueva idea de familia, una reconstrucción de amores y afectos que se sostienen en un juego de temporalidades sujetas a las fotografías de archivo familiar y las imágenes que ella construyen en su presente. 

Durante esta narración nos encontramos con un retrato roto, una mujer difusa, una casa que se nos presenta distante, ajena, textos personales que se enlazan con las imágenes, fotografías en blanco y negro, con una pretensión de acentuar y resaltar emotividades difusas. Mientras el archivo familiar se nos presenta como símbolo de un territorio seguro, acogedor, como una metáfora de resguardo. El archivo familiar en Palimpsesto 1226-2012 se muestra y se enuncia desde un lugar que genera confianza, que elude a la certeza misma de que esa familia existe como esa imagen ha sido. Aparece con un cuidado hacia el discurso que pretende resaltar lo que se conoce – esta familia hecha imagen a color- y lo que está por conocerse -estas nuevas relaciones afectivas- dentro de la narrativa. 

Lo notable y valioso del archivo familiar en Palimpsesto 1226-2012, no son sólo el cumulo de afectos que arropan una imagen familiar, las jerarquías y lazos que por naturaleza acompañan a las imágenes del hogar, sino la posibilidad que abre, de repensar- desde su existencia- en esta narración, cómo su presencia remarcar la ausencia de una historia que no se contó, un recuerdo que no se generó, el de la autora junto a su familia biológica. Así pues, el archivo se inserta en esta narración, para hablar de la posibilidad de rehacer, desde dos modos distintos, desde el mirar y mirarse, una historia familiar que reúne lo que fue y lo que ahora es, como su nombre bien lo indica “Palimpsesto” es la forma que concibe la autora para reescribirse, sobre lo que fue borrado.

Teresa Arana Migliassi nos dice: “Siempre que se trabaje con archivo, de uno, porque también hay personas que trabajan con archivos de otros, siempre, se corre el riesgo de exponerse. Expones una parte de tu vida y creo que es el mayor riesgo. A nivel familiar o como lo tome tu familia, también es otro riesgo… Ahora claro, son decisiones y éticas personales” 

De la mano de la autora y a través de sus imágenes, conocemos un nuevo modo de construir una memoria familiar, y así, podemos aproximarnos -desde lo íntimo- por fracciones a: dos madres, un padre, un hermano y una hija.   

 2,905 total views,  2 views today